Estanterías

Me detengo ante las estanterías repletas de escritos
Y van apareciendo títulos
Que yo no voy a regalarte
Pedacitos de vidas en letras
Que se ajustan como guante a tu mano
Que yo no voy a regalarte

Me apartaste de tí con la misma ligereza con que se saca un libro del estante
Y el vacío entre los dos lomos linderos
Es el que se queda dentro
Un hueco irremplazable
Una pieza que se pierde

Tal vez no combinaban los colores
En tu paleta estante
Distante como el rayo de luz que llega débil
A bañar mi piel en invierno
Un recuerdo
Una hoja amarillenta
Papeles caligrafías
El block pequeño sobre tu mesa
Con un “no sé por qué me gustás”
Estancado desgastado
Una interrogante
Una suspensión del tiempo
Entre ojos fundidos
Una caricia muriendo antes de emerger
Un desdén hacia lo dulce
La sinceridad de un amor
De un solo lado de la cama
La almohada izquierda vacía ocupada
La almohada izquierda ocupada vacía
La franca ya calma despedida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s