Solo imágenes

Un sentimiento no supo abrirse camino y se perdió. Un recuerdo que no está presente. Una ilusión, un espejismo fugaz en un lago perdido. Un horizonte en pleno ocaso. Una ventana que invita a mirar. Una puerta cerrada del tiempo. Un espejo que se abre en casacada. La sombra de una presencia. El ausente y sus demoras infinitas, tan justicifadas, lejos de la certeza y la pasión.
La falsa calma de atar placeres, ese rincón desolado, desabrido, desleído.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s